COZUMEL, QRoo 23 de Febrero 2019.- José Abraham Dzul fue detenido por conducir en estado de ebriedad, aunque al momento de la detención su moto estaba estacionada en un predio y el de pie. Al someterlo, integrantes de la Policía Municipal de Cozumel, lo tiraron al suelo y, posteriormente, lo aventaron a la patrulla.Al llegar a la cárcel, alrededor de las 2 horas se quejaba de dolor, pero no recibió la atención médica necesaria y fue hasta las 12 horas del día siguiente, cuando en una revisión se determinó que tiene una lesión en la pierna que tardará más de seis semanas en sanar.El ciudadano comentó que en el transcurso de la noche no recibió atención médica y a las 10 horas, al darse cuenta del estado de salud del detenido, dos elementos lo sacaron de los separos y lo dejaron sentado en una barda, a orilla de la banqueta, aunque no podía ponerse de pie. Con la ayuda de otras personas fue llevado hasta la parte de enfrente de la oficina de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Cozumel, donde interpuso una queja ante Asuntos Internos y en la Subsecretaria de Gobierno, por lo cual se le trasladó al hospital general.En este caso, el subsecretario de Gobierno, Orlando Saucedo, reconoció que hubo negligencia y un mal procedimiento en la detención, por lo que se está realizando una investigación para deslindar responsabilidades.Ante el incidente, se pedirá que los médicos legistas permanezcan 24 horas, ya que actualmente, sobre todo en las noches, solo acuden cuando se les llama por algún caso.Es importante mencionar que en esta queja también estuvo presente la titular de la Comisión de Derechos Humanos, Mary Mar Barrera, quien está apoyando al quejoso desde el momento que tuvo contacto con él, debido a que estaba saliendo de un curso del Palacio Municipal, y acompañó al ciudadano, hasta cerca de las 15 horas, en que fue dado de alta del nosocomio pero donde se le confirmó que no podrá caminar por lo menos en seis semanas.