CANCÚN, QRoo, 13 de noviembre de 2018.- Al estilo de una película de acción de Rambo, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella y el secretario municipal, Jesús Pérez Abarca, tomaron la tarde de este martes el control de la operatividad de la Policía de Cancún.

En un fuerte operativo con más de 80 policías estatales, 15 patrullas y el apoyo de elementos de la Marina, ingresaron a la base de la corporación, ubicada en la céntrica avenida Xcaret.

El secretario estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella encabezó la movilización, después que hace 8 días un centenar de policías municipales se rebelaron y sacaron a empujones al entonces encargado de despacho de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito (SMSPyT).
Después de un paro de labores de dos días y la ratificación por el Cabildo de Jesús Pérez Abarca al mando de la Policía Municipal, el sábado 10 de noviembre, este martes retornó a las instalaciones.
Como parte de un acuerdo con la presidenta municipal, Mara Lezama, para implementar el modelo de Mando Único, el secretario estatal, Alberto Capella tomó el control de la base de la corporación.
De entrada, Capella Ibarra retiró como encargado de la operatividad municipal al comandante Carballo y dialogó con los elementos que iniciaban el turno vespertino, a quienes advirtió que este día iniciaba la transformación de la corporación y que no tolerarán actos de corrupción y sublevación.