CANCÚN, QRoo, 5 de enero de 2019.- El coordinador de Movimiento Ciudadano en Quintana Roo, José Luis Toledo Medina, informó que apoyado por la fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados, presentará al Senado de la República y al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, un escrito a nombre del Gran Consejo Maya Peninsular, donde los dignatarios de los cinco centros ceremoniales del estado demandan una consulta indígena para evaluar la aprobación del Tren Maya en el centro y sur de la entidad.
Al aclarar que Movimiento Ciudadano nunca será incitador de violencia y sì un puente de diálogo, señaló que su partido buscará que se respete el sentir de los pueblos originarios de Quintana Roo y sobre todo que se “escuche a nuestros hermanos mayas”.
“Las comunidades mayas quieren desarrollo no despojo, ser escuchados y ser parte del proyecto”, enfatizó José Luis Toledo.
Precisó que los dignatarios del Gran Consejo Maya Peninsular, que incluye los cinco centros ceremoniales: Tixcacal Guardia, Chankah Veracruz, Chumpón, Tulum y la Cruz Parlante, además de las comunidades de Tihosuco y de los Chunes, en Felipe Carrillo Puerto, junto con los miembros de la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía en Quintana Roo “no quieren que los Amigos de Sian Ka´an sean los que definan los detalles del ambicioso proyecto en la zona maya, por lo que estaremos apoyando que se cumpla su decisión”.
El dirigente del Movimiento Ciudadano aseguró que si bien el proyecto del Tren Maya “de Cancún a Tulum es extraordinario”, en el centro y sur, las comunidades mayas “están pidiendo ser escuchados, porque consideran que hay muchos temas que valorar y resolver, antes de que se lleve a cabo una inversion tan importante para Quintana Roo”.
Explicó que “no podemos hacer oidos sordos. Movimiento Ciudadano no será un incitador de violencia, pero es importante que se sepa que sí existe mucha molestia e indignación, porque, por ejemplo, los hemanos mayas realizan peregrinaciones anuales en sus caminos de sacbé, recorridos sagrados, que hacen desde los tiempos de sus antepasados, donde hay vestigios arqueológicos y campamentos mayas que tienen que ser respetados, y por eso no quieren que esas cuestiones sean resueltas por gente ajena a las comunidades, específicamente por los Amigos del Sian Ka`an, por eso demandan la consulta y que se respete su parecer”, concluyó.