CANCÚN, QRoo, 7 de julio de 2019.- Un padre de familia acompañado de sus dos menores registró un penoso caso con elementos del alcoholímetro en Cancún.

Los hechos ocurrieron cuando la autoridad sacó del auto, por la fuerza, al padre que sufría intoxicación alcohólica y de otras sustancias.

El operativo se efectuó sobre la avenida José López Portillo esquina con Andrés Quintana Roo cuando se le marcó el alto, ya que conducía un Nissan, pero no quería detenerse.

Tras la negativa, le sacaron con violencia ante sus hijos que comenzaron a llorar asustados.

Tras el forcejeo, hubo golpes e insultos. Se sometió al padre de familia y los menores fueron recogidos por un familiar.

El padre fue remitido al Centro de Retención Social de Cancún.