CANCÚN, QRoo, 11 de septiembre de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó un peritaje para apoyar al Ministerio Público de la Federación, en atención a una diligencia relacionada con el transporte de maderas preciosas y dura tropical, proveniente del ejido X-hazil, del municipio de Othón P. Blanco.
Profepa indicó que la intervención de inspectores de sus inspectores consistió en determinar la especie, cubicación y volumen de madera en rollo.
De la verificación física de la madera se obtuvo que estas correspondían a las especies de Caoba (Swietenia macrophylla), Chechem (Metopium brownei) y Tzalam (Lysiloma bamensis).
En la medición se contabilizaron siete trozas de la especie Caoba con un volumen de 7.426 metros cúbicos; siete trozas de la especie Chechem, con un volumen de 5.574 metros cúbicos y 12 trozas de la especie Tzalam con un volumen de 9.396 metros cúbicos, sumando un total de 22.396 metros cúbicos.
El producto forestal maderable era transportado en un camión color blanco con azul, marca Dodge y placas de circulación del estado de Quintana Roo, cuyo conductor pretendió acreditar su legal procedencia con una remisión que describía el transporte de 17.902 metros cúbicos, por lo que se determinó que se transportaba un volumen excedente sin documentar de 4.494, en rollo.
De acuerdo a Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, las violaciones cometidas podrán ser sancionadas con la imposición de una multa por el equivalente de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización, independientemente de las sanciones penales que resulten.
De acuerdo a lo previsto en el artículo 419 del Código Penal Federal, dichas conductas pueden derivar en un delito penal y se podrá imponer una pena de nueve años de prisión.