CIUDAD DE MÉXICO, 22 de julio de 2020.- Cerca de las 15 horas, tras 19 meses en los hangares de Boeing en California, aterrizó el avión presidencial, TP-01, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Horas antes, en la conferencia mañanera, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que “va a llegar hoy, creo que sale al mediodía, a las 10 o 12, va a llegar al hangar presidencial, el avión, ya viene de regreso”.

El Primer Mandatario aseveró que en Estados Unidos sigue en pie una oferta de dos mil 697 millones de pesos para comprar la lujosa aeronave solicitada desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, transacción que se consolidó con el gobierno sucesor, de Enrique Peña Nieto.

“Les adelanto que vamos a tener la reunión, una mañanera allá en el hangar presidencial y sigue el compromiso de la compra, no se ha caído, incluso hubo una aportación de un anticipo, sin embargo, no hay ningún problema de entregarlo aquí o entregarlo en Estados Unidos”, aseguró el Jefe del Ejecutivo.

El Gobierno de México, por medio de la Lotería Nacional (Lotenal), mantiene en pie con el magno sorteo inspirado en el avión presidencial, que se llevará a cabo el martes 15 de septiembre.