OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 25 de febrero de 2021.- Ejidatarios de Bacalar preparan amparos contra el gobierno federal para evitar despojos de tierras, disfrazados de expropiación, tras el anuncio del gobierno federal sobre la intervención del Ejército en el Tramo 6, desde Tulum hasta Chetumal, del Tren Maya.

El presidente del comisariado ejidal, Luis Chimal dijo que buscan blindarse ante la posibilidad de un despojo con el argumento de utilidad pública de sus tierras.

Afirmó que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y sus representantes abandonaron desde hace un año las reuniones de trabajo y quedaron inconclusos los acuerdos preliminares donde se planteó la creación de una asociación con los ejidatarios para tener beneficios directos con el proyecto federal.

Luis Chimal confirmó que los ejidatarios han contratado a un perito valuador para determinar el costo real de las tierras para evitar que se les quiera pagar a un precio menor.

Reiteró que mantendrán su lucha jurídica para evitar ser despojados de sus tierras en aras de una utilidad pública para el proyecto del Tren Maya correspondiente al tramo Tulum-Chetumal