CIUDAD DE MÉXICO, 5 de noviembre de 2019. — El ataque armado a integrantes de la familia LeBarón este lunes en los límites entre Sonora y Chihuahua que cobró la vida de seis menores y tres mujeres podría tratarse de una confusión.

Al menos así lo puntualizó Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) durante la conferencia matutina de este martes desde Presidencia en Palacio Nacional.

Luego de confirmar que en total suman nueve personas fallecidas, tres mujeres y seis menores, además de seis lesionados, que durante las primeras horas de este martes fueron trasladados con apoyo de las Fuerzas Armadas para atención médica en Phoenix, Arizona en Estados Unidos, y una menor desaparecida.

“El saldo de la agresión es nueve fallecidos, tres mujeres y seis menores, seis menores lesionados y una menor ilesa, una menor presuntamente desaparecida”, apuntó.

 “El convoy integrado por dos camionetas Suburban pudo haber sido confundido por grupos delictivos que se disputan el control en la región”, concluyó Durazo.

El secretario apuntó que se tienen “avances serios en la investigación” con una colaboración interinstitucional del municipio de Galeana, y el gobierno del estado de Chihuahua.

Por su parte, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador exhortó a no hacer conjeturas e hipótesis “a la carrera, con prisa”, que sea susceptible de cometer una imprudencia sobre el origen de la masacre a la familia LeBarón.

Reconoció que es “una zona muy difícil, por eso esta familia, uno de ellos encabezó todo un movimiento para pedir protección y la pacificación en la zona pero vamos a esperar qué dicen las investigaciones, qué fue realmente lo que sucedió”.

Información de Quadratín CDMX