Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Capturan a sospechoso de herir a niño de 10 años en Cancún

Alfonso Alcocer/Quadratín Quintana Roo
 
| 12 de octubre de 2018 | 19:40
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 12 de octubre de 2018.- Un colombiano fue capturado por policías municipales como presunto culpable de haber lesionado con una bala a un niño de 10 años de edad, cuando cometió un asesinato contra un vendedor ambulante en el centro de Cancún.

El menor se encuentra grave en el hospital del IMSS de la avenida Cobá y los médicos reportan que tiene una herida de bala en la axila y el proyectil salió por el pulmón.
La Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito confirmó la detención del presunto homicida, identificado como L. A. G. R., de 35 años de edad, originario de Colombia, como resultado de un operativo de búsqueda por la zona conocida como El Crucero, después del ataque a balazos.
El detenido fue puesto a disposición del Ministerio Público del Fuero Común para ser investigado por el asesinato de un vendedor de aguas frescas, quien contaba con 32 años de edad y vendía sus productos cerca del lugar donde recibió múltiples disparos, en el área de la banqueta, en la Supermanzana 66, a unos metros de la avenida principal José López Portillo.
Este ataque provocó una grave lesión a un menor de 10 años de edad, quien acudía a comprar a un supermercado y cayó en el piso de la entrada de ese establecimiento.
En estado de gravedad el niño fue ingresado en la clínica del Seguro Social de la avenida Cobá.
Después del reporte de los disparos, los policías realizaron un operativo y localizaron al sospechoso cuando circulaba en una motocicleta y fue reconocido por testigos, aunque al momento de ser capturado, no tenía arma de fuego.