CANCÚN, QRoo, 25 de noviembre de 2018.-  Luego de la propuesta del grupo parlamentario de Morena, en el Congreso de la Unión, que pide sancionar hasta con 20 millones 150 mil pesos al que impida a los ciudadanos el acceso o circular por las playas, quintanarroenses y grupos no gubernamentales de Cancún, Akumal, Holbox y Playacar se congratularon.
Coincidieron en que en Quintana Roo, pese a que en su primer mensaje, el gobernador Carlos Joaquín dijo que las playas serían también para todos los quintanarroenses, en la práctica eso no se ha cumplido en casi dos años de gestión.
La propuesta de la multa se hace directamente contra los propietarios de las concesiones de las playas y contra quienes obstaculicen o impidan el paso de cualquier mexicano a ellas.
Los legisladores de Morena proponen que se sancionará con una multa de 250 mil Unidades de Medida y Actualización, a quienes siendo propietarios o estando autorizados para el aprovechamiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre impidan, inhiban, obstaculicen o entorpezcan por cualquier medio físico o acto, las vías de acceso o la libertad de tránsito hacía y en las playas marítimas del litoral mexicano, según la propuesta de Yadira Regalado.
En caso de que los concesionarios  reincidan en esas conductas, se les sancionará con el retiro del título de concesión, permiso, autorización o acuerdo.
En estados como Nayarit, Jalisco o Baja California Sur, por ejemplo, están prácticamente prohibidas las playas a la ciudadanía, situación que pasa en algunas zonas del litoral quintanarroense, en especial en la zona hotelera de Cancún.
En Playacar, Solidaridad, incluso, han delimitado la zona de playa para que no entre la gente, acusa Mayra Morales, una de las vecinas del fraccionamiento, quien ha interpuesto denuncias vecinales por esa situación ante las autoridades, sin obtener alguna respuesta.
Por su parte, la Unión Vecinal Solidaridad se congratuló con la noticia al indicar que en Akumal, los pobladores tienen casi prohibido el acceso a las playas, pese a denuncias presentadas.
En Holbox, paradisiaca isla del municipio de Lázaro Cárdenas, la artista brasileña  Denisse de Kalaffe ha materialmente cerrado el paso a los mexicanos y a cualquier turista que se acerque a su zona concesionada y de forma prepotente presume sus  influencias, por lo que se ha ganado la antipatía general, aseguran Francisco Dzul y Alberto Caamal, quienes se han quejado con la Comuna sin que se les atienda.
Pero la situación es nacional, por ello la ciudadanía coincide en que no se debe bloquear el acceso ni el disfrute de la playa.
“Muchos hoteles en Cancún, están pegados y donde están sus accesos para proveeduría o empleados, que es por donde se intenta pasar a la playa, no se permite entrar ni a los turistas que venimos a conocer Cancún, como es el caso del Presidente Intercontinental”, dice la abogada Natalia Mérida, quien con su familia vino a Cancún este fin de semana”.