CANCÚN, QRoo, 13 de enero de 2021.- Ante eran útiles escolares, mochilas, uniformes y zapatos, ahora los padres de familia tienen que invertir gran parte de sus sueldos en tabletas, celulares y los que pueden hasta en computadoras e impresoras.

Todo ello, debido a que miles de estudiantes regresaron a las clases en línea, tanto en escuelas públicas y privadas, lo que representa un duro golpe a las carteras de muchas familias en Quintana Roo.

David Hernández, padre de familia con dos hijos en escuela primaria pública, detalló a Quadratín Quintana Roo que, para que ambos estudiantes pudieran tomar clases en línea, pagó la cantidad de ocho mil pesos en la compra de dos tabletas, así mismo, esta pensando seriamente en adquirir una impresora, ya que a la semana gasta entre 300 y 400 pesos en copias y papelería.

Cabe recordar que el lunes 11 de enero regresaron clases a distancia más de 456 mil estudiantes de de nivel básico y medio superior en Quintana Roo.