CANCÚN, QRoo, 10 de marzo de 2020.- El Gobierno de México emitió un Bono Catastrófico para la protección contra sismos y ciclones, por 485 millones de dólares con un plazo de cuatro años ante pérdidas derivadas por este tipo de fenómenos.

El Bono Catastrófico se emitió por medio del Banco Internacional para la Reconstrucción y Fomento (BIRF) en cuatro clases diferentes para dar cobertura contra sismos de diferentes magnitudes así como huracanes provenientes tanto del Atlántico como del Pacífico.

Si existe un desastre natural que cumpla con los requisitos para la cobertura, algunos o todos los recursos del bono se depositarán en el Fondo Mexicano para los Desastres Naturales (Fonden).

Los pagos serán iniciados cuando un sismo o un huracán cumplan con los criterios paramétricos de localización y severidad que califiquen en los términos del bono.

El BIRF enviara al Fonden los recursos a través de la intermediación de Swiss Reinsurance Company y Agroasemex.

JC Securities, Goldman Sachs y Swiss Re Capital Markets son los agentes estructuradores así como los gestores conjuntos de la transacción.

Como se sabe en 2006, México fue el primer país en emitir un Bono Catastrófico, posteriormente lanzó otros adicionales en 2009 y 2012 utilizando el programa MultiCat del Banco Mundial y en 2017 y 2018, con el programa de capital de riesgo del BIRD.