CANCÚN, QRoo, 13 de enero de 2020.- Con 17 muertes violentas en 13 días, tan solo en la zona norte de Quintana Roo, el combate frontal a la delincuencia no se observa que disminuya, mientras el Gobierno de México minimiza la situación que cada día viven las familias en la entidad.

Pese a ser Cancún el destino líder en México y el que más divisas turísticas aporta al PIB, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador con sus otras cifras de plano no apoyó en serio la lucha contra la inseguridad de la entidad para este año, dado el poco cabildeo legislativo y ejecutivo con la Federación.

El presupuesto federal en seguridad pública para Quintana Roo en 2020 crecerá respecto a 2019, un millón 559 mil 192 pesos, para ubicarse en 186 millones 647 mil 890 pesos, cifra equivalente a 0.83 por ciento más en relación a la asignada en 2019, en que fue de 185 millones 88 mil 698 pesos por parte del Fondo de Aportación para la Seguridad Pública de los Estados (FASP).

Según el convenio oficializado en 2019, el Gobierno de Quintana Roo aportaría para ese año 46 millones 272 mil 174.50 pesos, con lo que la entidad combatiría la inseguridad con 231 millones 360 mil 872.50 pesos, sumando recursos federales y estatales.

La cantidad asignada para 2020 es preocupante si se considera que con 231.3 millones de pesos asignados en 2019, la percepción de paz social fue insatisfactoria para la ciudadanía y que 2019 fue el año más violento en la historia de Quintana Roo, como ahora se perfila 2020.

La inercia se trae desde 2019 y para muestra, las últimas gráficas del Secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México.

La tasa de robo de vehículos por cada 100 mil habitantes en noviembre de 2019, creció 57.1 por ciento en Quintana Roo, estado que ocupó el primer lugar a nivel nacional, seguido de Campeche Guanajuato y San Luis Potosí.

En presuntos delitos, por cada 100 mil habitantes, en noviembre de 2019, Quintana Roo se ubicó en el cuarto lugar de incidencias, con 215.8 mientras que la media nacional fue de 127.6 es decir 88 más.

De noviembre de 2018 a ese mismo mes de 2019, Quintana Roo creció 24.5 por ciento, en la incidencia de delitos, solamente atrás de Sonora Nayarit y Zacatecas, alarmante si se considera que la media nacional fue de 3.2 por ciento, y eso equivale a 21.3 puntos porcentuales más en la variación de incidencia de delitos.

Según las mismas gráficas del Secretariado Ejecutivo, En materia de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en en noviembre de 2019, Quintana Roo estuvo en los primeros 10 lugares con 3.1 mientras que la media nacional fue de 2.3.

Así las cosas en 2020, la poca asignación impactará la compra de equipo policiaco, armamento, tecnología, desarrollo, profesionalización y certificación policial.

Según psicólogos quintanarroenses, ante la constante percepción de inseguridad que se vive en Benito Juárez, la impunidad y la falta de eficiencia por parte de las autoridades estatales, a quienes se les cedió el mando para salvaguardar la integridad de los cancunenses, y no lo han logrado, “el ciudadano lo único que puede hacer ante tanta violencia es autocuidarse y ser prevenido, porque a cualquier hora y en cualquier lugar puede ser víctima de algún delito’.