CANCÚN, QRoo, 14 de junio de 2021.- Doctores del Hospital General Jesús Kumate en Benito Juárez reportaron que el menor que ingresó por heridas de balas afortunadamente ya salió del quirófano, pero su estado de salud es delicado, ya que uno de los proyectiles dañó uno de los pulmones.

El menor presentaba dos balazos, uno en el omóplato izquierdo y otro en el glúteo derecho.

Hasta el momento Andrés N., tiene un parche o sello en dopleural por el hemotórax izquierdo.

El niño cuenta con tres años ocho meses, jugaba con otros menores en unos juegos que se localizan en la manzana 83 frente a la 102, en las favelas de Benito Juárez.