FELIPE CARRILLO PUERTO, QRoo, 28 de octubre de 2020.- Se harán realidad todos mis compromisos adquiridos con las comunidades, dice el presidente municipal José Esquivel, al informar en su cuenta de Facebook el inicio de obras en la comunidad de Ramonal del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

Hace cuatro días acudió para escuchar las demandas de sus habitantes enojados por el incumplimiento de obras prometidas. La comunidad se localiza a 160 kilómetros de la cabecera municipal.

El presidente municipal refrendó su compromiso con la gente para la realización de la carretera de acceso hasta llegar a la vecina comunidad de Santa Lucía.

Dice en esta ocasión que se iniciaron los trabajos luego del saldo blanco por la contingencia climatológica y reafirma que se cumplirán todos los compromisos adquiridos. Ha quedado atrás la costumbre de anteriores gobiernos de que las palabras se las lleva el viento, señaló.

No muy lejos, en la comunidad La Esperanza, municipio José María Morelos se inició también la construcción del camino luego de la presión ejercida por sus habitantes y que tuvo como primera respuesta la violencia policíaca y detención de dos jóvenes el 20 de octubre.

Todo esto que ha pasado no lo supera aún la comunidad, mencionó uno de los participantes en el movimiento. Señaló que la presidenta municipal Sofía Alcocer, no dijo nada sobre lo acontecido ese día en su discurso del evento por inicio de la obra.

La comunidad, que retuvo vehículos y a empleados del gobierno estatal para presionar a las autoridades está satisfecha, pero teme que aún haya represalias.

Tienen motivos para desconfiar de la presidenta, no se formó un comité de contraloría social para darle seguimiento a la obra. De todas maneras, vigilaremos la misma para que se haga con calidad como debe de ser, aseguraron.

Cabe resaltar que habitantes de La Esperanza agradecieron las publicaciones de Quadratín Quintana Roo, medio que ha detallado las inconformidades de los ciudadanos en dicha localidad y los abusos policíacos de los que han sido víctimas por exigir sus derechos.