TECOANAPA, Gro., 6 de diciembre de 2019.- Quince oficiales y un teniente de la Guardia Nacional cumplieron 29 horas retenidos por familiares de cuatro civiles armados de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) que fueron detenidos el pasado 11 de noviembre en una operación de seguridad en el poblado Xaltianguis de Acapulco.

A las 14 horas del jueves, los 16 efectivos de la nueva corporación federal, con base en Cruz Grande, acudieron a bordo de dos patrullas a una gasolinera a cargar combustible en el entronque de Tierra Colorada donde harían un dispositivo.

Sin embargo, una camioneta se atravesó en la carretera, impidiéndoles la circulación, y posteriormente llegó una decena de mujeres, quienes les exigieron descender de las patrullas y fue entonces que los retuvieron.

Afuera de la denominada Casa de los 43, están las dos patrullas de los efectivos, una de la Guardia Nacional y otra de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena); a escasos cinco metros, afuera de una vivienda verde, están los uniformados, quienes portan sus armas; dijeron que han recibido alimentación y bebida, y que han estado en comunicación con sus jefes y familiares.

Mencionaron que se han dormido en las patrullas o en unos espacios que les han brindado ahí cerca, pero no cuentan con más uniformes, ni con artículos de limpieza, aunque los integrantes de la UPOEG ya les compraron cepillos de dientes.

Algunosfamiliares de los detenidos permanecen sentados cerca de la Casa de los 43 yotros más adentro. Sobre la carretera, algunos hombres apoyan en la circulaciónde los vehículos, debido a que las patrullas obstruyen un carril, provocandotránsito lento.