CANCÚN, QRoo, 29 de julio de 2018.- Debido a la poca o nula educación financiera que reciben los niños y a la importancia que tiene en la economía familiar, se llevan talleres a comunidades marginadas de Quintana Roo. 

Humberto Vergara, fundador de Money Kids, explicó que este sistema ayiuda a que los niños de entre 8 y 14 años de edad,  desarrollen inteligencia financiera y de negocios para que aprendan a generar recursos, inviertan y generen nuevos ingresos.

Se trata de un sistema a través del cual desarrollan en el niño la capacidad y habilidad de solucionar problemas con la administración adecuada de recursos, con clases sobre el ahorro, inversión en activos y mercados, habilidades empresariales y para desarrollar planes de negocios e incluso de marketing.

Es un modelo educativo planeado y planteado para lograr el desarrollo de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias en los niños y jóvenes, para lograr el desarrollo de su ointeligencia, a través de educación financiera, emprendedora y emocional a los niños. 

Como parte de su compromiso sjocial, Money Kids lleva este tipo de talleres a comunidades marginadas desde hace 18 años a nivel nacional. 

En Quintana Roo desarrolla actividades desde hace un par de años. Su fundador ha organizado e impartido talleres a la población infantil, juvenil y adulta en los municipios de Solidaridad, Tulum y Benito Juárez. 

Humberto Vergara, señaló que estos son temas ausentes tanto en la educación formal que se recibe en la escuela, como en el seno familiar; sin embargo, las finanzas son una materia presente en todos y cada uno de los actos de nuestra vida:

“Gran parte, quizás la totalidad de las decisiones que tomamos tienen un impacto financiero, de ahí la importancia de prepararnos para elegir las mejores alternativas en nuestra economía personal, pero también para comprender lo que sucede en el tema a nivel local, nacional o internacional”. 

Recordó que generalmente se ha pensado que las finanzas son un tema reservado para las empresas o personas muy estudiadas, aunque tiene principios generales y estrategias de aplicación a nivel personal, corporativo o público, de su eficaz aplicación depende el éxito de los proyectos.

Destacó que la educación emprendedora, hoy es más que una moda, es un conjunto de habilidades enfocadas en que las personas puedan crear sus propias oportunidades, detectando necesidades en la sociedad o mercado y planteando alternativas de solución que permitan generar un ingreso y crear empleo para quien formula esa solución, e incluso crear empleos y prosperidad para otros. 

“La nueva economía que está configurándose desde hace unos años demandará de personas con iniciativa emprendedora para afrontar los retos del futuro”, concluyó.