CHETUMAL, QRoo, 19 de junio.- Con más pena que gloria se realizó el debate entre los candidatos a la presidencia municipal de Othón Pompeyo Blanco, que se caracterizó por la ausencia del abanderado de Morena, Hernán Pastrana Pastrana, quien recibió criticas de sus adversarios que estuvieron presentes y que se dijeron más descalificaciones que propuestas a la ciudadanía.
María Hadad Castillo, de la coalición Todos por Quintana Roo; Manuel Valencia Cardín, del partido Encuentro Social; Fernando Zelaya Espinoza, que representa a la coalición Por Quintana Roo al Frente, y el independiente Julio Alfonso Mauricio Velázquez Villegas, se pasaron los minutos entre indirectas, directas y descalificaciones.
Pese a que los temas abordados fueron sociedad y gobierno, combate a la corrupción, transparencia y rendición de cuentas y desarrollo económico, los aspirantes desaprovecharon los minutos al aire para enfrascarse en echarse lodo.
Manuel Valencia Cardín detalló, en su oportunidad, que combatirá la corrupción y exiliará a los trabajadores provenientes de Puebla que se han apropiado del Ayuntamiento capitalino.
Mauricio Velázquez Villegas indicó que de ganar este 1 de julio empoderará a los chetumaleños y apoyará a las pequeñas y medianas empresas.
María Hadad, en tanto, criticó al gobierno del cambio y aseguró que ha dañado la economía ciudadanía a afectando a los sectores màs desprotegidos del municipio.
Fernando Zelaya, defendió a la administración actual y precisó que las irregularidades y los delitos son de gobiernos anteriores, incluido el daño al patrimonio municipal.
Los abanderados cuestionaron la falta de respeto de Hernán Pastrana, quien no acudió al debate y pudieron en tela de juicio su gran patrimonio, en lo que fue un debate de acusaciones pero de pocas propuestas.