MORELIA, Mich., 15 de octubre de 2020.- Morena está en constante construcción al interior, entre sus actores, y también hacia afuera, hacia la ciudadanía.

Así lo indicó el candidato a la presidencia del partido, Mario Delgado, quien expresó que las diferencias hacen atractivo a Morena para la mayoría, y que ello es una fortaleza, más que una debilidad.

“Somos un partido plural. Debemos acostumbrarnos a que hay diferencias, no hay pensamiento único, pero esas diferencias no pueden convertirse en conflictos”, manifestó en entrevista con Quadratín, la tarde de este jueves.

Afirmó que 2018 representó un gran aprendizaje, pues se dieron cuenta de que mucha gente quiere un cambio, una transformación.

“Lejos de inculcar una sola corriente de pensamiento, es la pluralidad lo que se requiere y tener un dialogo honesto, de relación fraternal.

La lucha no puede ser por cargos, sino por lograr la transformación para vivir en un México sin corrupción”, manifestó el político, durante la conversación con los periodistas Rebeca Hernández y Juan Pacheco, y el director general de Quadratín, Francisco García Davish.

Indicó que es urgente poner de primeros a los pobres, vivir en una democracia y darle más poder a la gente. “No puede dividirnos un cargo, debe ser plural, no imponer un pensamiento”.