Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Diario Legislativo

Pedro Jiménez Rodríguez
 
| 04 de octubre de 2018 | 20:15
 A-
 A+
Ahora Dolores Padierna impuso su ley
A ver, a ver, como dicen los clásicos: ¿Quién manda en la bancada mayoritaria de la Cámara de Diputados?
Está claro que quien tiene el mando es Mario Delgado Carrillo, coordinador de la bancada de Morena y por lo mismo presidente de la Junta de Coordinación Política.
El es quien hace los acuerdos con los otros coordinadores parlamentarios, mismo que se entregan al presidente de la Mesa Directiva para que los cumpla en el desarrollo de las sesiones.
Sin embargo, parece que a Mario delgado le están creciendo os enanos, pues la vice presidenta de la mesa directiva, Dolores Padierna Luna, pasa por encima de los acuerdos de los coordinadores.
El acuerdo de los coordinadores fue que el último en tomar la palaba, para finalizar la comparecía sería el Secretario de Hacienda, pero la diputada Padierna Luna ya había sido “cilindreada” por el diputado Gerardo Fernández Noroña, quien considera que en el nuevo gobierno se debe borrar todo vestigio de autoridad del Ejecutivo en turno.
Entonces la legisladora decidió terminar la comparecían con un discurso que ella se disponía a pronunciar, reclamándole al titular de las finanzas el que este dejando el gobierno peñista un país en ruinas.
Los priístas reclamaron el autoritario cambio de formato y pidieron que se rectificará, y se armó una discusión ente los diputados desde sus curules y la mesa directiva, que a esas alturas de la sesión ya no ocupaba el presidente Porfirio Muñoz Ledo, quien sólo aguanto dos horas de la comparecencia.
Pero nada, la diputada Padierna Luna alegó que estaban en la Cámara de Diputados y aquí ya no manda el Ejecutivo, ni sus enviados. Vaya, ni siquiera la intervención del coordinador de los diputados de Morena, Mario delgado, logró que entrará en razón la legisladora.
Al final, la diputada Padierna Luna leyó un par de párrafos y dio por terminada la sesión-comparecencia de un aturdido secretario de hacienda, que si bien no se salió nunca de sus casillas, a pesar de los ataques severos que le enderezaron diputados de Morena, PAN, PRD, PES y PT, logró salir airoso de su visita a san Lázaro.
Ahí queda el incidente, que demuestra que un grupo de diputados de Morena están decididos a hacer las cosas a su antojo y tal vez solamente van a entender cuando les jale las orejas el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.
EL PULSO.- Por cierto, los que andan con el Jesús en la boca y no los calienta ni el sol, son los mando medios de la coordinación de Comunicación Social de la Cámara de Diputados. Es que, a los directores generales, directores de área, jefes y mandos menores, deben entregar su renuncia al cargo. El problema es que no les están asegurando su liquidación y son empelados que tienen más de cinco años de antigüedad. Está claro que el presidente de la mesa directiva, Porfirio Muñoz ledo quiere poner en esos cargos a gente de su confianza, para poder hacer las cosas a su antojo.