COZUMEL, QRoo, 7 de marzo de 2019.-   Por quinta ocasión golpean a una interna en el Centro de Readaptación Social (Cereso), le piden de tres a cinco mil pesos mensuales para protección por un grupo de autogobierno denominado Las Chilangas.
Una madre de familia hace el llamado a las autoridades estatales luego de visitar a su hija en la cárcel y de que ella le escribió una carta.
Ana es una madre de familia, abuela de tres nietos, hijos de su hija detenida y señalada de complicidad de homicidio por su pareja en contra de un empresario local, ella fue sentenciada a 45 años de prisión, sin embargo desde hace algunos años ha sido víctima de maltrato en la prisión por parte de cuatro mujeres autodenominadas el gobierno de la cárcel y apodadas Las Chilangas, quienes exigen a la familia un pago mensual de entre tres a cinco mil pesos para protección de la joven.
Esta fin de semana al acudir a visitar a su hija se percató del estado físico en el que se encuentra, con el rostro morado y golpes por todo el cuerpo, en una carta que la joven entregó a su madre describe la situación que la dejó en esas condiciones y la amenaza de que si dice algo ahora sí la van a picar, con una lima de metal con la que también le hicieron algunas lesiones en el cuerpo.
La señora teme por la vida de su hija y está pidiendo al secretario de Seguridad Pública, así como al Gobernador de Quintana Roo, su intervención para que cesen las agresiones en contra de su hija, ya que anteriormente un ex director, que fue destituido, la prostituía.
Señaló que existe complicidad con custodios de la cárcel porque si ella sufrió esa agresión es porque dejaron abierta la puerta de su celda para que las otras mujeres pudieran entrar a golpearla.
Y refiere que es la quinta vez que la golpean de semejante manera por lo que acudirá también a  la Comisión de Derechos Humanos de la localidad a interponer una denuncia debido a que la Directora del Cereso tampoco le informó de lo que había ocurrido con su hija.