Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Disculpa pública de la Fiscalía a ciudadano de Quintana Roo

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 06 de octubre de 2018 | 14:00
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 6 de octubre de 2018.- La Fiscalía General de Quintana Roo, a través de la Dirección de Derechos Humanos en la zona sur, informó que, con el propósito de dar cumplimiento a la recomendación CDHEQROO/012/2017/I emitida el 10 de noviembre del 2017, por la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, ofreció una disculpa pública a Pedro Pérez Mendoza.

A su vez, la dependencia reconoció el carácter de víctima del ciudadano.
En esta disculpa pública se contó con la presencia del vicefiscal Víctor Rafael Matos Leal, en representación del Fiscal General interino Gustavo Salas Salgado; el profesor Felipe Nieto Bastida y el primer visitador general de la Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo, en representación del Presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado, Marco Antonio Toh Euan.
Atestiguó la lectura del pliego y ofrecimiento de la disculpa pública y reconocimiento de la calidad de víctima el ciudadano Pedro Pérez Mendoza y, con ello, su derecho legítimo a la reparación del daño que dichos actos le ocasionaron.
La disculpa pública se hace tras más de dos años, luego de que el 11 de mayo del 2016, agentes de la Policía Ministerial adscritos a la zona sur, en acatamiento a una orden de aprehensión, detuvieron al antes citado, poniéndolo a disposición del Juzgado Penal de Primera Instancia lugar donde lo liberaron.


Desprendiéndose de la recomendación antes citada que, en función de una homonimia, se generó la confusión.
La Fiscalía afirmó en un comunicado ser una institución respetuosa de la plena observancia, atención y respeto de los derechos humanos, “lo que garantiza a las personas un mejor ejercicio de los derechos fundamentales. Ante ello se pugna por un Estado democrático que día a día perfecciona su desarrollo con instituciones respetuosas de la cultura de legalidad”, acotó.