TULUM, QRoo, 1 de noviembre de 2020.- El enfrentamiento armado entre presuntos vendedores de drogas y elementos de la policía ministerial, que hacían trabajo ilegal de escoltas, dejó como saldo dos personas fallecidas y tres heridas de gravedad.

En lo que sería una fiesta ilegal, avalada por la administración municipal de Víctor Mas Tah, en donde al menos mil personas participaron en la denominada Fiesta Techno Halloween Secreto acabó en tragedia al tener que huir despavoridos tras el enfrentamiento.
Ayer sábado 31 de octubre, todavía fresco el recuerdo de la ejecución múltiple del pasado 17 de octubre cuando en una sola noche se contaron seis víctimas mortales incluyendo dos mujeres, ocurrieron dos homicidios adicionales que varios medios de comunicación han calificado como ejecuciones, aunque según los datos que pudieron recabar en el lugar, todo fue resultado de una sobrerreacción del Policía Ministerial que fungía como escolta personal de una mujer, que según al menos tres testimonios distintos , es cercana sentimentalmente al presidente municipal Víctor Mas Tah al que por cierto se señala como un precandidato posible de la coalición electoral del PAN-PRD con miras tempranas al relevo de la gubernatura de Quintana Roo.

Las primeras pesquisas realizadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) establecen que en el hotel Club Vagalume ubicado en el kilometro 7.5 de la carretera Tulum Boca-Paila se convocó a un evento masivo de música en el que se vendieron bebidas alcohólicas por lo que incumplía todas las normas administrativas y sanitarias derivadas de la pandemia por el Covid 19.

Las investigaciones señalan que, dentro del inmueble, se encontraban elementos policiales de la FGE que, de manera ilegal proporcionaban servicios de protección (escolta) a un supuesto empresario y más tarde se registró un incidente con otros sujetos el cual desencadenó un intercambio de disparos.

Según algunos testimonios todo comenzó cuando dos vendedores de estupefacientes, dealers o tiradores, de decenas que operan en este tipo de fiestas, en las que el consumo mayoritario no es el alcohol sino las drogas de diseño, comenzaron un conato de bronca y salieron a relucir armas de bajo calibre que sin embargo hicieron sobre reaccionar al escolta que sacó un arma calibre 38 haciendo disparos que fueron respondidos ocasionando el caos y el horror en al menos mil asistentes, casi todos residentes o turistas extranjeros de muy alto nivel adquisitivo.

Oficialmente se dio a conocer que serían dos elementos los que se encontraban en el lugar y no se sabe porqué estaba asignado como escolta personal de una mujer, logró dar muerte a los dos jóvenes pero en la serie de disparos él también resultó gravemente herido lo mismo que una joven turista extranjera más otro asistente a la fiesta.

Hasta mediados de octubre las víctimas de ejecuciones extrajudiciales perpetradas por el crimen organizado rondaban las 55, pero los números de anoche podrían llevar la estadística del horror hasta cerca de 60 casos, lo que en términos de tasa poblacional por cada 100 mil habitantes situaría en unos 200 los crímenes mortales, bajo esta tendencia ningún municipio del país tiene una estadística tan elevada como el municipio de Tulum.