OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 18 de abril de 2019.- Las obligaciones de transparencia a las que se encuentra sujeto del Gobierno del Estado han comenzado a tener efectos negativos entre afiliados de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Quintana Roo, ya que los datos personales que son publicados a traves de las páginas de Internet son utilizados por grupos delictivos para llamadas de extorsión y amenazas, lo que ha generado incertidumbre y preocupación.
El presidente de la CMIC, Miguel Villanueva reconoció que la inseguridad que se registra en los municipios del norte de Quintana Roo y que de manera paulatina se ha desplazado hacia el sur se ha vuelto un tema complejo y genera intranquilidad entre sus afiliados.
Explicó que hay una página del Gobierno del Estado en donde se publica la relación de los aproximadamente 500 constructores dados de alta en el padrón gubernamental en donde se muestra el nombre de la empresa, dirección, nombre del representante legal y propietario asi como los números telefónicos y esos datos están siendo utilizados por los grupos delictivos para efectuar llamadas de extorsión y amenazar a los constructores.
Indicó que los números telefónicos tienen clave lada de otros estados de la República y a decir de la autoridad policial tienen su origen en centros penitenciarios, por lo que se ha recomendado a quienes sean objeto de este tipo de llamadas a no responder cuando se trate de números no conocidos o colgar si llegasen a responder y reportarlo a la Secretaría de Seguridad Pública.
Indicó que han sostenido reuniones con el secretario de Seguridad Pública y el Fiscal General del Estado quienes han manifestado que se trata de cuestiones políticas que sólo buscan desestabilizar al gobierno.
Esas llamadas de extorsión y amenazas no dejan de generar preocupación e intranquilidad entre los agremiados, concluyó finalmente.