CANCÚN, QRoo, 20 de marzo de 2020.- Quédate en casa y si no tienes que salir, evítalo. Guarda, además, la sana distancia, se ha dicho y rete dicho por parte de la Secretaría de Salud del Gobierno de México, que al dar a conocer los nuevos casos anunció que a partir del 23 de marzo deberá aplicarse una efectiva sana distancia.

Ya hasta hicieron una caricatura para que los mexicanos entendamos y tengamos conciencia de lo importante que es hacer esto, quizá mucho más que llenarnos de comida, artículos limpieza y demás productos.

Pero por qué se insiste tanto, porque apenas empezamos y nadie quiere escenarios como la cuarentena de España o el número de muertes de Italia.

Las fases del coronavirus en México son tres y para que tengan una idea, apenas, sí apenas, vamos en transición a la temida fase 2, esa fase que conlleva una epidemia y en la que si no se guarda la debida distancia y no actuamos como ciudadanía responsable conllevará a muertes innecesarias.

Ya se ha dicho, queridos lectores, que será inevitable, que será algo cotidiano, pero de nosotros depende que haya suficientes camas y atención hospitalaria para los más graves, lo que puede evitar muertes o saturar los hospitales.

La noche de este viernes en Palacio Nacional se dio la advertencia:

A fines de abril y principios de mayo será la fase álgida del Covid 19 en México.

Aunque todo dependerá del apoyo de la ciudadanía con su prevención y la aplicación de la sana distancia, de acuerdo al modelaje matemático de lo qué sucedería hay tres escenarios con el Covid 19.

Esta es la explicación:

“En relación a las proyecciones y al modelaje matemático de cómo sucedería en las fases epidémicas en México (…) se pudieron definir tres principales escenarios, en uno –en el que nos encontramos desde hace 22 días– estamos precisamente enmarcados, en una proyección de alrededor de 30 días promedio para el escenario uno…

“Luego pensando que a partir de esa cuarta semana, pudiéramos empezar a identificar brotes en la comunidad, estamos hablando de asociación de personas que se contagian y que en su momento empiezan a diseminar la infección, precisamente es lo que estaría marcando el inicio del escenario dos, cuya proyección va de dos a tres semanas, (…) y entonces aquí viene un punto muy importante (…) el escenario dos es el inicio de la curva epidémica”.

Los especialistas explicaron que al darse una epidemia la curva puede ser corta o larga, numerosa o incipiente, todo depende en gran parte de nosotros como ciudadanía.

“Si las medidas y las acciones de sana distancia se pueden llevar a cabo de una manera eficiente (…) con comunicación, articulación, implementación de (medidas) por parte de las diferentes dependencias federales, gobiernos estatales y municipales (…) es muy importante precisamente la respuesta de la ciudadanía, necesitamos que el ciudadano y las familias sigan las instrucciones y recomendaciones que se darán en el tema de la sana distancia, porque si se llevan a cabo esas acciones en las fechas programadas y con la intensidad adecuada para cada una de ellas, precisamente ese pico epidémico que pudiéramos ver en las siguientes dos o tres semanas, después de que inicie el escenario dos, podríamos realmente disminuirlo (…)
es lo ideal, lo que se quiere lograr con las actividades de sana distancia, no importa tanto que se prolongue, que en vez de ser dos o tres semanas sean cuatro semanas para la fase epidémica; (quizá) podamos tener muchas más semanas siempre y cuando la curva fuera plana, lo cual permitiría que el Sistema Nacional de Salud, los hospitales y las unidades pudieran estar brindando una atención más dispersa, menos cargada, lo que ayudaría o aseguraría que las personas pudieran acceder independientemente de su estado clínico, pero sobre todo, aquellos casos graves, siempre a una cama disponible, con todo lo necesario, para poderlas atender”, se explicó.

Ante ello, los funcionarios de la Secretaría de Salud dijeron que “la mayor carga de la enfermedad la estaremos esperando a fines de abril o principios de mayo, pero reitero en función de cómo realmente se apliquen de manera conjunta las medidas de sana distancia, estos tiempos pudieran tranquilamente moverse, pero en un movimiento que fuera más beneficioso y útil para todos, tanto para el Sistema Nacional de Salud como para los ciudadanos que lo necesitaran”, se detalló.

En el caso de la falta de material –como denunciaron trabajadores del Hospital General de Benito Juárez– dijeron que es fundamental que el personal de salud cuente con equipo, ya que se hizo una compra suficiente para encarar el primer escenario y parte del segundo escenario del Covid 19, incluso para proteger al personal de salud y a otros pacientes de cualquier infección.

Se mencionó que solo en casos urgentes de cirugías por otros dusgnosticos, los pacientes serán intervenidos o atendidos en hospitales, como se estipula en la reconversión hospitalaria implementada por el Gobierno de México.

¿Guardará usted, Amigo Lector, la sana distancia?, ¿Se quedará en su casa? De cada uno depende que juntos vendamos al Covid 19.