COZUMEL, QRoo, 11 de noviembre de 2018.- El presidente municipal, Pedro Joaquín, dio la bienvenida a los pasajeros del Symphony of the Seas (Sinfonía de los Mares), que atracó en la Terminal Internacional SSA México.

Luego de un recorrido por el trasatlántico, Pedro Joaquín hizo entrega de una placa de arribo al capitán del Symphony of the Seas, Robert Hampstead, quien agradeció al alcalde de Cozumel su hospitalidad.

El Gigante de los Mares representa el compromiso de la compañía Royal Caribbean International con Cozumel, que es considerado el puerto de cruceros más atractivo de México.

Con 228 toneladas de peso y 362 metros de eslora, Sinfonía de los Mares es considerado el crucero más grande del mundo: el hotel flotante tiene un teatro acuático, pista de hielo, surf con olas de más de un metro, jardineras, parque acuático, juegos para niños y un bar atendido por robots, además del tobogán más elevado de alta mar y numerosas opciones gastronómicas para sus ocho mil pasajeros.

Acompañado de Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, y de Alicia Ricalde Magaña, directora general de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Pedro Joaquín confirmó estar convencido “del potencial turístico de Cozumel para colocarlo como uno de los principales destinos de cruceros a nivel mundial”.

Por ello, dijo, que trabaja de manera coordinada con los gobiernos federal y estatal, a fin de fortalecer la infraestructura portuaria.

Indicó que mantiene una estrecha relación con los ejecutivos de las principales navieras que visitan la isla, como son Royal Caribbean International, Celebrity Cruises, Carnival Cruise Line y Norwegian Cruise Line, para que sigan considerando a este polo vacacional dentro de sus itinerarios.

Información oficial de la Apiqroo reportó que de enero a octubre de este año, Cozumel ha recibido cerca de 3.5 millones de pasajeros vía crucero y se estima cierre 2018 con más de cuatro millones de cruceristas.

 

En el evento estuvieron presentes el capitán de navío, Miguel Pascual Guadarrama; el piloto capitán de altura, Alfredo Rodríguez Fritz; el capitán de altura, José Ángel Suárez Vallejo y el agente portuario Israel Suárez Flores, así como autoridades municipales y estatales.

Symphony of the Seas tiene una capacidad para 10 mil personas: ocho mil pasajeros y dos mil tripulantes, permanecerá en la isla 11 horas para posteriormente zarpar al puerto de Nassau, Bahamas, y luego retornar, a Miami, Estados Unidos, esta misma semana.