OAXACA, Oax., 17 de julio de 2020.- Un día como hoy, pero de 1940, nació el artista, activista, filántropo e ícono cultural de Oaxaca, Francisco Toledo, fallecido el pasado 5 de septiembre de 2019.

A 80 años de su natalicio, su legado y recuerdo permanecen vivos en la memoria del pueblo oaxaqueño, a quien dedicó su vida y su arte, logrando trascender fronteras y dar a conocer la identidad de Oaxaca ante el mundo.

Francisco Benjamín López Toledo, pintor, grabador y ceramista, tuvo sus raíces en el Istmo de Tehuantepec, donde su abuelo era zapatero en Ixtepec.

Orgulloso de sus orígenes, siempre fue un hombre sencillo al que parecía no afectarle su fama ni el reconocimiento nacional e internacional, ni la estancia en Europa y exponer su trabajo en Alemania, Inglaterra o Estados Unidos.

En 1972, fundó la Casa de Cultura de Juchitán, con la que comenzó su interés en difundir las artes en Oaxaca.

Leer nota completa en Oaxaca Quadratin