COZUMEL, QRoo, 18 de septiembre de 2019.- La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que una vez analizada la Manifestación de Impacto Ambiental correspondiente al proyecto de modernización del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros de Cozumel se acordó negar la autorización.

Y se advirtió que hasta que no se cuente con la autorización respectiva en materia de impacto ambiental no se podrá realizar obra o actividad alguna relacionada con el proyecto, “de hacerlo se hará acreedor a las sanciones que establezca la ley general y demás ordenamientos jurídicos que en derecho procedan”.

La Semarnat ya mandó notificar a la Delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en el estado de Quintana Roo.

En un documento que firma el director del área, Salvador Hernández, la Semarnat destacó que el proyecto comprendía adecuaciones que afectarían directamente a los arrecifes propiciando el Síndrome Blanco, provocado por el levantamiento de sedimento durante las maniobras de atraque, entre otros.

Semarnat destaca que el proyecto “tiene un interés meramente económico a corto plazo omitiendo los impactos ecológicos y sociales a mediano y largo plazo poniendo en riesgo la sostenibilidad de la isla de Cozumel, al pretender incrementar en 50 por ciento, el arribo de los cruceristas, omitiendo las problemáticas ambientales existentes en la isla como son las macroalgas, la pérdida de coral, el síndrome blanco, el atropellamiento de la fauna endémica y el producto de la sobrecarga de cruceros y pasaje que van de prisa por su itinerario”.

Detalla que no cuenta con mitigación de afectación a sitios aledaños que impacten a los ecosistemas adyacentes entre otras cuestiones.

Comenta que todos los impactos ambientales calculados en las matrices son acumulativos, irreversibles y permanentes en su mayoría por lo que ocasionaría grave sinergias y catástrofes de ecosistemas aledaños.

Y, además, enfatiza que en el programa de manejo del parque Marino Arrecifes de Cozumel y dentro del Programa de Ordenamiento Ecológico de Cozumel se declara como zona de refugio para la protección de la flora y fauna marina de la costa occidental desde el muelle fiscal y terminando en el vértice Sur denominado Punta Celarain, según decreto publicado por el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 1980 el cual está vigente así como el Área Natural Protegida con carácter de Parque Marino Nacional Arrecifes de Cozumel ubicado frente a las costas del municipio, según decreto presidencial vigente publicado el 19 de julio de 1996 y el Programa de Manejo del Parque Marino Nacional Arrecifes de Cozumel, publicado en mayo de 1998 que está vigente “por tanto no es viable ya que viola todos estos decretos presidenciales anteriores a su solicitud de la Mia”.