Ciudad de México.- Una propuesta de la Universidad de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por siglas en inglés), tendente a resolver el problema del sargazo en la temporada de 2019, fue detenida durante el proceso de transición de gobierno el año pasado.

“Intentamos compartir esta información con autoridades en octubre para prepararnos para 2019, pero aparentemente no entendieron lo que tratamos de comunicarles o no le dieron la suficiente importancia al problema porque lo peor de la temporada de sargazo (en 2018) ya había pasado”, dijo Ramón Sánchez, director del Programa de Tecnologías Sostenibles y Salud e investigador asociado al Departamento de Salud Ambiental de la Universidad de Harvard.

Los especialistas de la Universidad de Harvard trabajaron entre mayo y septiembre del año pasado en Quintana Roo “tomando muestras y analizando detalladamente el problema”, explicó Sánchez en un correo electrónico. Posteriormente, dijo, “tuvimos reuniones con expertos en el tema, no solamente en Harvard, también participaron ingenieros y expertos de otras universidades en Massachusetts (incluido el MIT) para desarrollar una solución parcial a corto plazo y una más completa  a largo plazo”.

Sin embargo, dijo que no hubo respuesta de las autoridades en relación con esa propuesta que fue planteada durante los meses de transición de gobierno, entre julio y diciembre. El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la secretaría de Marina elaboraría un plan para enfrentar el sargazo y que incluiría la participación de cinco navíos.

Sánchez explicó que la institución universitaria se comunicó con “la iniciativa privada de turismo en la región” para comunicarles el trabajo realizado, pero la respuesta fue que “nos debíamos comunicar con las autoridades pertinentes encargadas de resolver el problema.  Esperemos que la respuesta al problema en lo que resta de este año sea diferente”.

Advertencias

En enero, la Universidad de Florida alertó en que la llegada del sargazo al Caribe mexicano se preveía fuese masiva. Si la situación es similar a la de 2018, los daños al ecosistema y a la industria turística serían severos, advirtió Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML).

El problema del sargazo podría convertirse en un desastre ecológico de grandes dimensiones si no se toman pronto medidas de mitigación, dijo en enero Van Tussenbroek, según fue citada en un reporte de la Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Con información de La Jornada