CANCÚN, QRoo, 10 de diciembre de 2018.- Se cumplen ya 36 horas de la desaparición de la cancunense Cindy Saldívar, luego de que el sábado 8 de diciembre por la noche, avisó por Whatsapp a una amistad que la esperaba, que el operador del taxi del Sindicato Andrés Quintana Roo que abordó, había subido a dos hombres.
La chica de familia, de 24 años de edad, trabajadora, católica, deportista, desapareció y su familia y amigos han comenzado una búsqueda por redes sociales que es replicada y causa

consternación e indignación entre quintanarroenses y mexicanos.
Las peticiones de apoyo de su novio, amigos y familiares por Facebook y Twitter se replican a cada minuto.
En su cuenta de Facebook, Cindy ha recibido un sinnúmero de mensajes de apoyo.


La joven apenas cumplió 24 años en noviembre y festejó su cumpleaños, mantiene una relación estable desde hace dos años y, por lo que se ve en su página pública, es una persona sociable, que ama a su familia, a sus amigos, a su novio y le gusta patinar.
Quintanarroenses alertan a la gente para que ya no tome taxis “porque los taxis de Cancún ya no son seguros”, y cuestionan el hecho de que si los operadores cobran una tarifa por qué, con pasaje a bordo, suben a más personas, o por qué se les permite trabajar con acompañante.


La mayoría coincide que la desaparición de la guapa joven es una muestra más de la inseguridad que se vive en Cancún y del contubernio de operadores del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo con el crimen organizado.


Oficialmente, y tras la publicación de la Alerta Amber de Cindy por parte de la Fiscalía General del Estado, las corporaciones policiales no han dado avances en las investigaciones.