CANCÚN, QRoo, 11 de julio de 2019.- El director de Operaciones de la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero de Estados Unidos (OPIC), Ryan Brennan confirmó que la inversión estadounidense en servicios financieros y energía, permitirá crear nuevas oportunidades económicas en el sur del país.

En una reunión con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se anunciaron las primeras acciones de inversión que incluyen que OPIC, la agencia del gobierno estadounidense encargada de movilizar capital privado, canalice 4.8 mil millones de dólares de financiamiento, contemplado en proyectos del sector privado, lo que incluye dos mil millones de dólares en el sur de México.

“Con esos recursos se empoderará a individuos y se levantarán comunidades en esa región”, dijo Ryan Brennan.

La OPIC firmó dos cartas de interés relativas al financiamiento de dos proyectos en el sur de México, sujetos a un proceso de revisión de la agencia:

La primera carta, por 250 millones, generaría una inversión por 150 millones de dólares más para la construcción de una planta de licuefacción de gas natural.

La segunda carta, por 240 millones de dólares, detonaría una inversión adicional de 80 millones de dólares para la creación de una planta de energía eólica en la región.

En total, esto representaría una inversión de 800 millones de dólares para el desarrollo del sur del país.

El canciller Ebrard destacó que esta firma significa para México que el Gobierno de Estados Unidos está tomando en serio el compromiso de que las personas no tengan que migrar de la pobreza, sino porque así lo deciden, por lo que se dijo satisfecho y muy contento de que, en un tiempo récord, empiece ya el proceso final para movilizar recursos por un monto muy importante, una cifra cercana a los 800 millones de dólares.

Con una inversión considerable, se hace tangible el compromiso de Estados Unidos y de México en contribuir al crecimiento de las zonas del país que han recibido menores oportunidades financieras.

La OPIC anunció que extenderá financiamientos por 52 millones de dólares para micro, pequeñas y medianas empresas en el sur de México a través de bancos locales e instituciones de micro financiamiento.

Este capital movilizará inversión adicional por 28 millones de dólares, que contribuirán a la creación de empleos.

Los 80 millones de dólares serán invertidos, además, con perspectiva de género, dando prioridad al financiamiento de proyectos encabezados por mujeres.