Diario Legislativo

La deserción de José Narro de la contienda por la dirigencia nacional del PRI, y su renuncia a 27 años de militancia, pone al otrora partidote al borde de la extinción.

Y no por la decisión del ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, pues al fin y al cabo Narro nunca fue un priísta distinguido, por más que algunos cuantos lo haya puesto en la lista de presidenciables.

No, José Narro con toda su imagen de hombre recto y preparado, era uno más del montan de lacayos de los que mandaban en el PRI y que hoy se esconden, para que no los identifiquen y los vayan a inculpar de actos de corrupción.

En realidad el PRI está en riesgo de desparecer, por lo que José Narro denunció: “El PRI ha sido copado por el poder y desde la Presidencia de México, se va a imponer a Alejandro Moreno, (Amlito), para dirigirlo”.

Eso dijo, palabras más, palabras menos, José Narro y se fue con su música a otra parte, pero al sembrar la duda de la injerencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, en la toma de decisiones del partido tricolor, le abrió los ojos a otros priístas que han permanecido leales.

El ejemplo más claro es la periodista Beatriz Pagés, quien ayer mismo anuncio su renuncia a la militancia priista.

Y a esas dos renuncias, se sumaran muchas más, tal vez la de Ulises Ruiz, Ivonne Ortega y hasta de José Ramón Martel, quienes estaban listos para contender por la presidencia, pero cuando se convenzan de que desde Palacio Nacional se está preparando la elección interna a modo para que no haya más ganador que Amlito, también tomaran sus maletas y se marcharan.

Habrá que ver que sigue, pero sin duda la palabra la tienen los gobernadores priístas, que son los que tienen el dinero para apoyar al candidato, aunque ocho de los once ya dijeron que se van a alienar con la candidatura de Amlito.

Además, esta claro que el único aspirante la dirigencia nacional del PRI, que tiene los recursos para hacer una buena campaña, es Alejandro Moreno, y es el que dejo una chamaba segura para ir a buscar la presidencia del PRI, al parecer porque se lo ordenaron los que hoy detentan el poder.

Por otro lado, no es casual que José Narro haya renunciado al PRI y a la posibilidad de dirigirlo, precisamente cuando el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador empezó a lanzar toda su batería contra el ex presidente Enrique Peña Nieto y al parecer no se va n a detener los petardos hasta verlo caer tras las rejas.

Finalmente, vale decir que hasta los más recalcitrantes priístas reconocen que el presidente López Obrador va por todas las canicas, como para que no quede duda de que va para largo la permanencia de Morena en el Poder.

EL PULSO.- En el Senado ya hicieron la tarea, aprobaron por una inmensa mayoría el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, denominado T-MEC. Solamente cuatro senadores votaron en contra de la aprobación y tres se abstuvieron, mientras que 114 lo hicieron a favor. Los que quedo claro es que 21 senadores o senadoras, tuvieron algo más importante que hacer y no acudieron a la sesión extraordinaria de ayer*** Por cierto, la aprobación de la iniciativa constitucional para la Revocación de Mandato, sigue en suspenso, por la negativa de los senadores del PRI, PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, a permitir que la consulta se lleve a cabo en marzo de 2021, como lo propone el presidente López Obrador. Ante eso, el madamas de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, busca que AMLO le autorice que la consulta se haga en diciembre del mismo 2021.

[email protected]