CIUDAD DE MÉXICO, 6 de noviembre de 2019. — En el mes de marzo del año 2022 es cuando será programada la consulta ciudadana para la permanencia o revocación del mandato de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México.

“Es un hecho inédito y es algo que ya va a quedar establecido, también es importantísimo el que se haya aprobado la Reforma al Artículo 108 a la Constitución para que el Presidente de la República pueda ser juzgado por todos los delitos”, mencionó este miércoles en la conferencia matutina de Palacio Nacional.

“Se está fortaleciendo la democracia participativa que los ciudadanos sean los que tengan las riendas del poder en sus manos, no es elegida la autoridad y el que representa al gobierno pueda hacer lo que le dé la gana sino que siempre el ciudadano tenga la posibilidad de cambiar la forma de su gobierno”, apuntó.

El Presidente expresó su deseo de que sea una fecha cercana en que se conmemora el natalicio de Benito Juárez García.

“Es importantísimo, se va a poder consultar a los ciudadanos después de tres años, en mi caso esta consulta va a realizarse en marzo del 2022, y me gustaría que fuese el 21 de marzo, se va a preguntar si se quiere que continúe el Presidente o que renuncie, el mismo día”, dijo.

López Obrador recordó ante los invitados en el Salón Tesorería, que en México desde mediados del Siglo XIX, desde la Constitución de 1857 tenían inmunidad diplomática los Mandatarios.

“Con este nuevo marco legal se avanza mucho”, señaló al reconocer al Poder Legislativo por las iniciativas que emanan desde el Poder Ejecutivo y que son respaldadas, así como las que son orgánicas desde ese Poder de la Nación.

Recordó que los legisladores tendrán en sus manos la posibilidad para la reducción del presupuesto para partidos políticos, que con dos terceras partes del respaldo en sus curules, se podrá avalar que se haga este recorte del dinero que se les entrega a los institutos políticos.

“Ojalá y se apruebe esa reforma y lo informo para que los ciudadanos estén pendientes, para ver quién es quién en este asunto, en este tema porque ya basta de retórica, de simulación, de demagogia, lo cierto es que se gasta mucho en mantener a los institutos electorales y a los partidos y estamos en tiempos de austeridad republicana”, recomendó.

El Jefe del Ejecutivo acusó una vez más, como lo hizo este martes, que en el período neoliberal se crearon todos los aparatos “costosísimos y servían nada más de parapeto, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que nunca vio nada sobre las violaciones graves a los derechos humanos o el Instituto de la Transparencia que nunca vio nada sobre la corrupción, significaron cargas económicas, gastos superfluos, aparatos para simular”.

Información de Quadratín CDMX