CANCÚN, QRoo, 26 de junio de 2019.- En medio del continuo recale de sargazo, la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp) reveló que el síndrome blanco alcanzó los arrecifes de Banco Chinchorro y Alacranes, además de arrasar con toda la especie de coral cerebro en Puerto Morelos.

Sin embargo, la apatía y el nulo apoyo al medio ambiente de la alcaldesa Laura Fernández ha costado la vida de todos los corales cerebro en Puerto Morelos.

Nunca actuó ni contuvo con un plan eficaz y ahora, por su irresponsabilidad, se acabó un importante atractivo marino que caracterizó a Puerto Morelos y que costó millones de años en formarse.

Aunque en Banco Chinchorro el problema se detectó apenas el fin de semana, en Alacranes el porcentaje de afectación es mediano-alto, tras presentarse el síndrome blanco hace unas semanas, lo cual pone en riesgo de muerte sus arrecifes.

A los considerados bastiones de la zona porque no habían sido alcanzados por el problema, se sumaría la zona arrecifal de Belice, con lo cual el porcentaje de afectación superaría por mucho 30 por ciento que se tenía hasta febrero pasado en el Caribe Mexicano.

El director regional de la Península y Región Caribe de la Conanp, Cristopher González, comentó que se ha visto que el problema tiene relación con el sargazo, por lo que su manejo adecuado permitiría bajar el estrés que viven los corales.