CANCÚN, QRoo, 9 de julio de 2018.- Un asesinato fue cometido cerca de la entrada del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Cancún, donde un custodio que acababa de terminar su turno de trabajo recibió varios disparos en plena vía pública este lunes.
El agraviado caminaba en una calle que colinda con la barda de la cárcel y del 64 Batallón de Infantería, cuando fue interceptado por un sujeto, quien le disparó en dos ocasiones para después darse a la fuga en esa zona poco transitada.
El cuerpo sin vida quedó en el área de la acera frente a un templo religioso. En la cinta asfáltica, los peritos de la Fiscalía General del Estado encontraron dos casquillos calibre 45.
El personal de vigilancia del Cereso no se percató, aparentemente, de la agresión contra el custodio, quien salió de esas instalaciones y había avanzado apenas unos 200 metros, en la calle donde se encuentra la barda de la prisión y del cuartel militar, en dirección hacia la avenida López Portillo.
Las investigaciones contemplan posibles amenazas que habría recibido el custodio, relacionadas con el desarrollo de sus funciones en el Cereso.