MÉRIDA, Yuc., 2 marzo 2019.- La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Muuch Xiinbal denunció que la multinacional extranjera SunPower quiere desconocer los derechos indígenas del pueblo maya de San José Tipceh, Yucatán. 
Dicha multinacional pretende despojarlos de sus tierras ejidales para la construcción de megaproyectos fotovoltaicos que implicaría el desmonte de más de 500 hectáreas de selva y la instalación de más de un millón de paneles solares a tan solo 200 metros de la comunidad, siendo éste uno de los proyectos fotovoltaicos más grandes del país.
Indican que el lunes 25 de febrero debió realizarse una audiencia en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 34 para atender el tema relacionado con el presunto despojo de tierras ejidales para construir los megaproyectos de la empresa Vega Solar, así como lo relativo a actas de asambleas y contratos hechos con irregularidades.
En la audiencia, el representante legal de los campesinos pidió́ la participación de un traductor certificado de español a lengua maya.
En respuesta el representante de la empresa puso en duda la identidad de los demandantes y solicitó al juez cuestionarlos sobre su entendimiento del español, alegando que “no basta auto adscribirse como indígena”.
En este contexto, la misma empresa reconoce en su Evaluación de Impacto Social la existencia de la comunidad maya de San José Tipceh, en el municipio de Muna, en el cual de acuerdo con la encuesta inter censal 2015, más de 80 de la población se auto adscribe como maya siendo suficiente la auto adscripción para ser reconocido como tal,  señalado en el Artículo 2 Constitucional, así́ como en la Ley para la Protección de los Derechos de la Comunidad Maya del Estado De Yucatán.
La Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas también señala que el Estado garantizará ese derecho.
Pese a lo anterior el magistrado Antonio Luis Betancourt Sánchez, beneficiando a la empresa Vega Solar filial de Sunpower cuestionó a los demandantes mayas quienes respondieron que tienen derecho a entender bien lo que ocurriera en el juicio, por lo que solicitaban intérprete.
Sin embargo, el Magistrado determinó otorgar a los demandantes tres días hábiles para exhibir una constancia de pertenecer a la comunidad indígena maya y así reconocerles el derecho a un traductor. 
De no poder otorgar la evidencia en ese plazo, no podrían hacerlo en el futuro por lo que quedarían fuera de la posibilidad de contar con un intérprete en su lengua materna el resto del juicio. 
Así la sesión se pospuso para el día 15 de abril de 2019 a las 13 horas.
La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Muuch’ Xiinbal denuncia de esta manera lo que consideran actos que atentan contra los derechos indígenas y para beneficiar a empresas multinacionales. 
Denuncian también amenazas contra los demandantes por parte de Adrien Pierre Mallet, identificado con pasaporte extendido por el gobierno de Francia y apoderado legal de la citada multinacional Sonpower, que en su página web dice ser suscriptora de los derechos indígenas mientras que en los hechos niega un derecho básico a las comunidades.
Recuerdan también que estas violaciones a los derechos de la comunidad indígena han llegado al ámbito internacional, ya que en el informe “Situación de los derechos de los pueblos indígenas en México”, de la relatora especial de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz, luego de su visita al país, manifiesta que “en el municipio de Muna, Yucatán, las autoridades ejidales y ambientales autorizaron un parque solar que implicaría la construcción de más de un millón de paneles solares en territorios indígenas, sin consultar previamente a las comunidades mayas afectadas”.