CANCÚN, QRoo, 22 de mayo de 2020.- La veracidad en la información, en relación al Covid 19, es uno de los temas más cuestionados por la ciudadanía en este tiempo de pandemia.
A unos días de que inicie la llamada Nueva Normalidad y de que la apertura de las actividades dependa del semáforo de la Secretaría de Salud, en Quintana Roo, simplemente, las cifras no cuadran.

Mientras para el gobierno federal, la entidad registra, al 21 de mayo, menos 250 casos activos de Covid 19, el gobierno estatal reportó 384.

Dichas cifras son importantes ya que cada una se ubica en un indicador diferente del semáforo.

Con la cantidad de casos del gobierno federal -de 101 a 250-, se coloca a Quintana Roo en el color amarillo, lo que quiere decir que si se mantiene así, el 1 de junio, todas las actividades económicas generales estarán permitidas, al igual que el aforo de personas estará autorizado, pero con restricciones.
Ahora bien, si se toma en cuenta la cifra del reporte técnico del gobierno estatal -384 casos activos-, la entidad seguiría en naranja y por lo tanto las actividades, tanto las esenciales como no esenciales, se permitirían con una operación reducida.

El aforo de personas en espacios cerrados no sería permitido.
Si la incidencia de casos se mantiene y de nueva cuenta se llegarán a registrar, al 1 de junio, 501 casos activos, la entidad nuevamente estaría en rojo, lo cual daría como resultado que no se reactiven las actividades económicas no esenciales y mucho menos se permitirían labores en espacios públicos.
Lo anterior, podría pasar ya que de acuerdo al reporte estatal, hay 215 casos sospechosos de Covid 19 que de confirmarse, incrementaría considerablemente el número de casos positivos activos en Quintana Roo y la cifra llegaría a 599.