CIUDAD DE MÉXICO, 5 de julio de 2019.- En la seguridad del país no se puede improvisar, por lo que es necesario fortalecer y capacitar a los elementos de las fuerzas armadas de México, pero sobre todo tener unión, afirmó José Rafael Ojeda, secretario de la Marina Armada de México.

Durante la ceremonia de graduación este viernes de 289 alumnos colegiados del Centro de Estudios Navales, Ojeda detalló que las fuerzas armadas de México viven retos importantes, los cuales no se tenían planeados, por lo que se deben de hacer cambios responsables y sustanciales de mentalidad.

“Las Fuerzas Armadas viven retos importantes, retos que hasta ahora no se habían planteado y que nos demandan cambios sustanciales, cambios de mentalidad, cambios responsables y sobre todo significativos. No se puede improvisar cuando se trata de trabajar en pro de la soberanía, la seguridad y el desarrollo sustentable”.

Insistió que en cuestión de seguridad no se puede improvisar y sostuvo que se requiere doblar esfuerzos y mantener una unidad que ayudará a construir una nación pacífica que la ciudadanía requiere.

Ante esto felicitó a los 289 elementos pertenecientes a la Marina, diferentes dependencias de seguridad pública y otras naciones amigas como Colombia, Nicaragua, Honduras, entre otros elementos, a los que también agradeció  por siempre mantenerse siempre actualizados y capaces de entender al mundo en constante evolución.

El Capitán de Navío Conrado Gabriel Aparicio García, expresó que “la profesionalización continua de los integrantes de las Fuerzas Armadas, es una estrategia fundamental para enfrentar los retos que se nos presentan. Es a través de esta profesionalización que se actualizan los conocimientos y en donde, gracias a la convergencia de la experiencia operativa y la actividad académica, se da lugar a la comprensión cabal de los grandes problemas nacionales”.