Diario Legislativo

Lo que le hicieron al diputado Gerardo Fernández Noroña fue el clásico machetazo al caballo de espadas.

Acostumbrado a protagonizar escándalos y a insultar de lo que se le antoja a sus interlocutores, ahora tuvo que hacer la graciosa huida para no enfrentar la ira de su ex pareja, en pleno salón de sesiones.

Resulta que doña Martha Angélica Ojeda, quien fue pareja sentimental de Fernández Noroña, y además cercana colaboradora en sus tareas legislativas, fue despedida por el diputado.

La señora Ojeda, ampliamente conocida como la diputada 501, dado que siempre aparecía en la curul contigua a la Fernández Noroña, fue despedida por el legislador.

Lo que no esperaba el ex dirigente de una cedula de El Barzón, es que la despedida de su ex mujer, como la llama, y otros empleados que tenía en su equipo, se unieran para exhibir las arbitrariedades que comete el legislador del escándalo.

Es que Martha Angélica Ojeda y Martín Nolasco, encargado de manejar las redes sociales de legislador, se colaron al salón de sesiones y se plantaron frente la curul de Fernández Noroña, mostrando una pancarta.

La pancarta dice textualmente: “Noroña vives del pueblo y traicionas al pueblo. Simulador, violento, mentiroso y vulgar ambicioso”.

Ante el ataque de sus ex colaboradores, el diputado Noroña, como se le conoce, trato de reaccionar, pero su ex pareja (la señora Ojeda), empezó a gritarle sus verdades y él opto por salir del recinto legislativo, no sin antes pedir a sus compañeros que sacaran del salón de sesiones a los manifestantes.

Antes de ser desalojados, los ex empleados de Fernández Noroña, revelaron que el diputado cobra un sobresueldo de 90 mil pesos mensuales, para financiar sus viajes por el país y el extranjero,

El nepotismo de Fernández Noroña quedo al descubierto, pues, dijeron los manifestantes, tiene en la nómina a sus hermanos, sobrinos y otros familiares directos, y eso fue la causa de que despidiera a su ex pareja y a quienes le manejaban las redes sociales que tanto éxito han tenido y por las cuales cobra el legislador un buen dinero.

Además acusan a Fernández Noroña de recibir moches de empresarios y políticos que se beneficiaban de algunas aprobaciones legislativas en las que interviene él y otros integrantes del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

Como es natural, Fernández Noroña se presentó ante los medios de comunicación y dio respuesta a las acusaciones, negando todo y retando a sus detractores a probar todo lo que dicen de él.

Moraleja: A cada capillita se le llega su fiestecita, y cae más pronto un hablador que un cojo.

[email protected]