CANCÚN, QRoo, 12 agosto de 2019.- El hotel Senator Riviera Cancún abrirá sus puertas en 2019, se desarrolla en una área frontal a la playa a 16 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Cancún y a 47 kilómetros de Playa del Carmen. El resort contará con impresionantes instalaciones y se espera construir mil 44 habitaciones, por lo que es un atractivo lugar de trabajo.

Ante ello, Sara, una madre de familia responsable que era recepcionista en un hotel de la Ciudad de México convenció a Brayan, su gran amigo, de venir a Cancún para emplearse en la obra que le dijeron da buena paga.

Ambos llegaron al destino, se instalaron en una cuartería cercana a El Crucero, Ambos durmieron ahí la noche del 28 de julio y el 29, muy temprano, salieron a la obra y suman 15 días desaparecidos

Ante ello, los padres de Brayan llegaron a Cancún hasta la cuartería a donde les dijeron, telefónicamente, se hospedaron y les comentaron que compartirían habitación con otras tres personas.

En el cuarto 19, encontraron sus toallas, sus chanclas, su ropa… pero de Sara y de Brayan, ni rastro.

La pareja durmió una noche en Cancún y desapareció.

Los compañeros de cuarto pensaron que ellos habían conseguido un buen trabajo y por eso nunca regresaron.

Los padres de Brayan corroboraron que los jóvenes provenientes de Ciudad de México durmieron en ese lugar y muy temprano salieron a la obra a la que pretendían trabajar, pero no regresaron a la cuartería.

Conmocionados, los padres de Brayan fueron a la obra del Senator Riviera Cancún, y de su hijo les dijeron que lo vieron en ese lugar a las 17:30 horas el 29 de julio.

Doña Guadalupe Torres, mamá de Sara, afirma que su hija es una persona joven pero madura y trabajadora. La joven desaparecida es madre de tres hijos, de siete, seis y cinco años de edad y su idea era hacer dinero y regresar a Ciudad de México.

El 29 de julio, fue el último día que tuvo contacto con ella. Como a las 11:15 horas la joven le mandó mensaje y le dijo que no había entrado a trabajar.

A las 16 horas, preocupada, la madre le marcó y alguien que dijo ser un bodeguero contestó y le comentó que “ella había dejado cargando el celular en el lugar”. Sará jamás volvió a comunicarse.

Al investigar, la madre supo que no ingresó a la obra y se fue de ella con otra mujer.

Los padres de Brayan buscaron al plomero Alejandro Hernández, que tiene varias semanas en Cancún y que fue la persona que convenció a Sara para venir al destino y para que consiguieran un buen trabajo porque Sara era su amiga y la conoció hace tiempo en Coahuila.

Con estas desapariciones, suman ya 8 confirmadas en menos de un mes, y aunque de seis se inició la búsqueda, la Fiscalía General de Quintana Roo no tiene aún algún resultado.

Siguen desaparecidos el turista regiomontano, los dos ciclistas, los tres empleados de una funeraria que vinieron de Jalisco y ahora trasciende lo de Brayan y Sara.