CANCÚN, QRoo, 21 de noviembre de 2020.- La noche de este sábado 21 de noviembre quedó grababa en la historia de la iglesia católica, ya que Pedro Pablo Elizondo juró como obispo de la ahora recién nombrada Diócesis Cancún-Chetumal.

La santa misa se celebró en la Catedral de Cancún con la presencia del monseñor Franco Coppola, el cual leyó una carta enviada por el papa Francisco.

Cabe mencionar que las celebraciones por la elevación Canónica de Prelatura de Cancún-Chetumal a Diócesis dieron inicio con una caravana diocesana que partió la mañana de este sábado desde la iglesia del Sagrado Corazón de Chetumal y pasó por todos municipios hasta llegar Cancún, donde recorrieron varias calles y finalizando en la Catedral.