CIUDAD DE MÉXICO, 5 de julio de 2019.- Por un exhorto de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la Fiscalía General de la República (FGR), así como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tendrán que remitir un informe pormenorizado sobre el monto y destino de los bienes muebles e inmuebles asegurados y/o decomisados a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, en México o en el extranjero.

Con ello, diputados y senadores pretenden dar un clima de confianza hacia las instituciones por parte de la sociedad, dando a conocer todo lo relacionado con el decomiso de bienes, al mismo tiempo de cumplir con la obligatoriedad de observar todo lo dispuesto en las leyes federales relativas con el delito de Delincuencia Organizada, para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público.

En coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera y al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, la FGR y Hacienda deberán dar a conocer la información de acuerdo con los principios de transparencia y actuar en legalidad ante los medios internacionales que siguen de cerca este caso y señalan a EL Chapo como uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo.

De acuerdo al documento de la Tercera Comisión de Trabajo –Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas– la investigación realizada por la Fiscalía de Nueva York, que lleva el caso, advierte que actualmente se pretende confiscar alrededor de 14 mil millones de dólares, equivalente a la ganancia estimada que habría obtenido Guzmán Loera al frente del Cartel de Sinaloa.

Es preciso mencionar que la Comisión destaca que después de la recaptura del Chapo Guzmán, en 2014, se tienen registros que el entonces Procurador General de la República (PGR) informó que le fueron decomisados 97 armas largas, dos lanzagranadas, un lanzacohetes, 43 vehículos, cuyo valor se estimó superaba los 22 millones de pesos.

Además, se detectaron casas y ranchos, entre otros inmuebles como terrenos, huertas, establos, bodegas, haciendas, restaurantes, gasolineras, departamentos, aeronaves y casas de descanso, que de acuerdo con cifras oficiales, el valor de lo anterior superaría los 160 millones de pesos.

Siguiendo con el objeto del punto de acuerdo, según datos del año 2016, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda informó que durante la administración federal anterior se detectaron operaciones por cinco mil 300 millones de pesos, vinculados a la organización criminal del Chapo.

El documento señala, además, que fueron decomisadas 71 propiedades en Sinaloa, 40 en Sonora, 22 en Jalisco y 12 en la Ciudad de México. Tres en Nayarit y dos en Baja California, Chiapas, Guerrero y Nuevo León, respectivamente, y una en cada uno de los siguientes estados: Chihuahua, Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Morelos y San Luis Potosí. De una propiedad cuya ubicación aparece como “no identificada” y dos domicilios en Estados Unidos.

De acuerdo con la agencia antidrogas de Estados Unidos  (DEA, por sus siglas en inglés) los carteles mexicanos de narcotráfico obtienen ganancias por unos US$30.000 millones cada año.

Con información de Quadratín CDMX