CANCÚN, QRoo, 23 de diciembre de 2018.- Los anfitriones de hospedaje que se promocionan a través de las plataformas de rentas vacacionales, manifestaron su preocupación por el tipo de regulación que pretende aplicarles el Gobierno de Quintana Roo, ya que la obligatoriedad de contar con una licencia de funcionamiento dejaría fuera de estas plataformas a 70 por ciento de las unidades ofertadas.


Lucía Elena Moreno Méndez y Armando de la Fuente, son anfitriones que ofrecen sus propiedades para renta vacacional a través de la plataforma Airbnb, ambos indicaron que esta actividad ha sido una gran oportunidad, sobre todo para aquellas personas que ya vieron crecer y partir a sus hijos y cuentan hoy con espacios disponibles para poder recibir a las personas que deseen visitar la ciudad por cualquier motivo, y este esquema les permite también un ingreso para apoyar su economía.
Sin embargo, indicaron, el Gobierno de Quintana Roo pretende aplicar una legislación que afectaría a quienes hoy ofrecen sus casas a través de las plataformas digitales.
“Hay una iniciativa de ley en el Congreso en la que se busca pedir una licencia de funcionamiento en las rentas de corto plazo, ahí hay una confusión entre hospedaje y arrendamiento porque las casas son particulares en donde se pone un cuarto o toda la casa en renta, estas casas no están abiertas al público y no se quieren abrir al público”.
Enfatizaron que las casas son privadas y se rentan como cualquier otra casas, por periodos corto y el arrendamiento está perfectamente especificado en el Código Civil y se cumple con lo dispuesto por la ley.
“Nosotros como arrendatarios tenemos que pagar el IVA, porque rentamos casas amuebladas, tenemos que cumplir con nuestro predial, tenemos que cumplir como personas físicas o morales con nuestro ISR, el tres por ciento al hospedaje que se los pidan a los que hacen hospedaje no a los que ofrecen arrendamiento, rentamos por motivos diversos, hay gente que viene a trabajar, que viene a participar en eventos deportivos, a tratamientos médicos”.
Precisaron que según un estudio realizado por la Unicaribe hay unas cinco mil unidades en este estado, pero esta cifra es discutible porque las plataformas son medios digitales, y muchas casas se anuncian ya con tres cuartos, dos cuartos, un cuartos, según los vayan ocupando, y pueden aparecer hasta cuatro anuncios de la misma propiedad en la plataforma y pareciera que son muchas unidades.
Estimó que en términos reales habrían unas dos mil habitaciones, las cuales registran una ocupación promedio de entre 40 y 50 por ciento y hay habitaciones, que rentas en 500 pesos y sobre eso se paga el mantenimiento de la habitación., por lo que dijeron que de aprobarse la iniciativa de aplicar la licencia de funcionamiento para las rentas vacacionales, alrededor de 70 por ciento de las unidades quedarían fuera de servicio.