OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 25 de abril de 2019.- Mientras que los prestadores de servicios turísticos de la zona sur de Quintana Roo esperan y confían en que el Gobierno del Estado se convierta en un salvavidas ante la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y aumente el monto de presupuesto destinado a promoción, la Secretaria de Finanzas y Planeación reconoció que no podrán cubrir todas las necesidades que presenta el sector.
Yohanet Torres Muñoz, secretaria de Finanzas y Planeación en Quintana Roo, afirmó que desde las primeras noticias sobre la desaparición del CPTM se dieron a la tarea de buscar lops mecanismos y estrategias que permita al estado solventar la eliminación de recursos del gobierno federal para la promoción turística.
Aseguró que ya se trabaja con los empresarios turísticos y la secretaria del ramo para definir las estrategias de promoción. 
Reconoció que no se podrá satisfacer toda la demanda, pero que el Gobierno del Estado ha canalizado unos 450 millones de pesos para la promoción turística.
Por su parte, la dirigente de los hoteleros en la zona sur, Deborah Angulo Villanueva, manifestó su confianza en que el Gobierno del Estado cumpla el compromiso de aumentar los recursos destinados al Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y pasar de los 423 millones a los 600 millones anunciados.
Reconoció que mientras tanto, los empresarios turísticos tendrán que replantear sus estrategias de promoción y establecer alianzas con las tour operadoras mayoristas “esperando que en el caso de Quintana Roo, el gobierno se reafirme como un salvavidas en esta contingencia”.Anticipó que esperan una reunion de trabajo con el CPTQ para que el diseño de promoción de la zona sur corresponda al perfil que impulsan los prestadores de servicios turísticos que es el del turista que disfruta las experiencias con la naturaleza, la aventura y las comunidades.Manifestó que en lugar de lamentarse por la desaparición del CPTM quieren trabajar, si se les permite, de forma más cercana con el consejo de promoción de Quintana Roo, con una estrategia conjunta en la cual participen  los operadoras mayoristas, las líneas aéreas, las agencias de viajes y los nuevos actores, que son las embajadas, a las que ahora les tocará la responsabilidad de la promoción oficial del turismo de México. La desaparición del CPTM significa que debemos de replantear nuestras estrategias y nuestras alianzas, afirmó.