Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Piden en Quintana Roo que accedan a casas con salario mínimo

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 04 de agosto de 2018 | 13:50
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 4 de agosto de 2018.- Desarrolladores de vivienda buscan que trabajadores que ganan salario mínimo en Quintana Roo, puedan tener acceso a 25 mil viviendas.

A la fecha, el incremento en los costos de los materiales para construcción, trámites, servicios y el valor de los predios, entre otros, no permiten la construcción de viviendas de interés social menores a 350 mil pesos en la entidad, por lo que las personas con salario mínimo no tienen oportunidad de acceder a una casa propia.
No obstante, el presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi) en Quintana Roo, Roger Rodríguez Acevedo, dijo que mantendrán el número de viviendas adjudicadas que tuvieron el año pasado, 25 mil en todo el estado, de las cuales 17 mil estarían colocándose a través de los créditos que otorga el Infonavit y las otras ocho mil mediante otros fondos bancarios.
Enfatizó que el problema no es la colocación, porque vivienda hay, sino el cómo lograr que la gente que no puede comprar una casa acceda a ello.
“Se está trabajando de la mano con el gobierno para generar proyectos donde se pueda dar vivienda a la gente que de verdad está muy limitada, porque aún con el subsidio que otorga el gobernó federal, que es de unos 70 mil pesos, no les alcanza”.
Recordó que, en promedio, los trabajadores con salario mínimo acceden a un crédito de Infonavit de 200 mil pesos.
Estimó que en Cancún hay unos 80 mil trabajadores en dicha situación, y muchos de ellos optan por rentar o por ubicarse en zonas irregulares, lo cual afecta su calidad de vida, al no contar con los servicios públicos necesarios para ello.