CANCÚN, QRoo, 23 de septiembre de 2018.- Militantes priístas manifestaron su inconformidad y criticaron al dirigente estatal del PRI, Manuel Díaz Carvajal, por no dar la cara en el momento del embargo a las oficinas de ese partido en la ciudad de Chetumal.

Empleados de ese partido, a su vez, sugirieron la expulsión del diputado Raymundo King de la Rosa por someter al PRI a “tal vergüenza”.

Para garantizar el pago parcial de 500 mil pesos más lo que se acumule, que debe el PRI Quintana Roo a 52 ex trabajadores priístas, que fueron cesados en agosto de 2016, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) embargó las oficinas del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional.

Los laudos se originaron durante la gestión de Raymundo King de la Rosa como presidente estatal.

Cada uno de los bienes que quedaban en sus oficinas se embargaron de forma precautoria.

El actuario y representantes de la Junta Local procedieron al embargo ante la sorpresa del escaso personal de lo que antes era la Casa del Pueblo.

Personal de la JLCA aseguró hasta la oficina del dirigente estatal, Manuel Díaz Carvajal, quien no apareció a realizar el acto correspondiente.