CANCÚN, QRoo, 18 de marzo de 2020.- La cancelación o aplazamiento de más de 150 bodas de turistas extranjeros provenientes principalmente de Estados Unidos y Europa, que debían realizarse entre marzo y agosto, dejará pérdidas en el destino del orden de 400 millones de dólares.
Así lo dio a conocer la proveedora para hoteles de equipos de iluminación, sonido y pantallas, Karla Benítez, quien dijo que las cancelaciones se registraron en menos de 15 días, lo cual tiene al sector en una situación muy difícil, pues, aunque algunas lograron reprogramarse entre septiembre y noviembre, muchas parejas decidieron cancelar el evento de manera definitiva.


Las pérdidas corresponden a los servicios de hospedaje y la organización del evento en sí, lo cual genera también una derrama económica a los prestadores de servicios turísticos, pues cada grupo tiene un mínimo de 20 asistentes que se hospedan entre tres y siete días en el destino.