Sigue la división y las confrontaciones internas en Morena, mientras un sector insiste en retirar el cargo de presidenta del partido a Yeidckol Polevnsky, otro que apoya a Bertha Luján, pretende apoderarse del CEN.

La guerra de declaraciones y conspiraciones la han protagonizado desde el principio Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján, dejando la puerta abierta al líder de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado; y al senador Alejandro Rojas Díaz Durán.

Cada día que pasa, los calificativos y acusaciones entre las féminas suben de tono,
la secretaria general de Morena en funciones de presidenta, Polevnsky, acusó a Luján, actual presidenta del Consejo Nacional del partido, y a otros liderazgos de querer “secuestrar” el CEN, que ella preside, lo anterior con la intención de “sacarla de la jugada”.

Estas declaraciones surgieron, después de que el sábado pasado, el Consejo Nacional de Morena aprobó llamar al Congreso Nacional, máximo órgano de esa formación política, para que se reúnan el 26 de enero de 2020 y modificar el estatuto.

La votación se llevó a cabo sin la presencia de Polevnsky, en el Deportivo Plan Sexenal, en donde varias veces se escuchó a Luján tildarla de traidora.

Total, que se traen un merequetengue, con lo cual demuestran su gran incapacidad para lograr un acuerdo.

Apenas, el pasado 15 de noviembre, a través de un video conjunto en sus redes sociales, Bertha Luján y Yeidckol Polevnsky habían acordado convocar al Congreso del 30 de noviembre donde se aprobarían dos solicitudes al INE.

Esto con el fin de que le permita posponer hasta el próximo año su proceso de renovación de la dirigencia, como le ordenó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y otra para depurar el padrón de militantes.

Total, que ninguna de las dos cosas se pudo llevar a cabo, ni siquiera para la planeación, entonces Morena continua sin cumplir la sentencia del Tribunal Electoral, algo que resulta muy complicado que lo puedan llevar a cabo en tiempo y forma, pues el tiempo pasa y el plazo de los 90 días finalmente llegará.

Las dirigentes actuales están sin brújula y Morena cae poco a poco en las últimas encuestas, y esto último es su responsabilidad, pues la imagen que se da al exterior es de desaseo, de la falta de un eficaz trabajo de afiliación, y sobre todo de la imposibilidad de llegar a acuerdos.

Mientras tanto, Polevnsky seguirá en cargo hasta el 26 de enero, cuando se realice el Congreso Nacional Extraordinario, donde un sector del partido buscará su salida de este organismo político.

Por su parte, un presidente como Andrés Manuel López Obrador ya debe estar perdiendo la infinita paciencia que lo caracteriza, al observar como las aspirantes son incapaces de llegar a un acuerdo, entonces en su afán por mejorar el panorama, insiste a los coordinadores de la Secretaría de Bienestar en los estados, no involucrarse en la elección de la dirigencia Morena.

EN TIEMPO REAL

1.- Se le complica el panorama al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla.

Hace unos días se dio a conocer que por unanimidad los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación concluyeron que la llamada Ley Bonilla, por la que el Congreso del estado de Baja California amplió de dos a cinco años el periodo del mandatario Jaime Bonilla, es inconstitucional.

Ahora se sabe que el Secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, estaba perfectamente enterado del escándalo de “moches” y extorsiones, incluso que participó junto a los otros dos funcionarios que ya han solicitado licencia.

Además se reveló que la versión de que la hoy secretaria de Bienestar, Cynthia Gissel García Soberanes, cayó en coma, luego de que se filtraran conversaciones de WhatsApp, y audios, que sostuvo con el subsecretario de la dependencia, Rosendo Colorado, de negociaciones por “moches”, es falsa, y de eso estaba muy bien enterado Rodríguez Lozano.

FOTO: UNO

2.- El año todavía no concluye, dijo el titular de la secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo Montaño cuando se le cuestionó sí el 2019 sería el año más violento del que se tenga registro, en materia de víctimas de homicidio doloso.

Lo que no le dejaron explicar es que lo que pretender es dividir las muertes derivadas del fuero común y las que fueron producto de una confrontación entre el crimen organizado y las fuerzas de seguridad.

“Nosotros hemos hablado en algún momento de un punto en inflexión en el que por tres meses consecutivos la estadística registraba una tendencia a la baja, pero no obstante que en algún momento vuelve a retomar su tendencia a la alza, sí podemos decir que hemos logrado contener la tendencia de crecimiento de los homicidios dolosos”, argumentó.

FOTO: DOS

3.- Ante la petición de los alumnos y colectivos feministas, el rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Agripino dijo que está dispuesto a establecer un diálogo.

“Como representante institucional de la universidad, siempre y en este caso, tengo la plena disposición de hacerlo. Es muy importante que lo hagamos en un marco ordenado y representativo, a fin de que sea fructífera nuestra comunicación”, mencionó el rector.

Afirmó su postura en favor del reclamo de inseguridad, y también dijo respetar la libertad de expresión de los protestantes.

Esta manifestación no solo se llevó a cabo en la capital de Guanajuato. En los campus de Celaya-Salvatierra también se unieron. Aproximadamente 50 estudiantes marcharon pacíficamente para alzar la voz por el número actual de feminicidios.

FOTO: TRES