CANCÚN, QRoo, 2 de julio de 2018.- Al concluir la jornada de votaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que inició cuatro denuncias por posibles delitos electorales en la zona norte del estado, dos de éstas en Cancún, una en Playa del Carmen y una más en el municipio de Tulum, donde tres personas fueron detenidas.
La FGE señaló que la Fiscalía Especializada en materia de delitos electorales abrió cuatro expedientes, uno de éstos por una llamada telefónica de Fepadetel contra funcionarios electorales, por no abrir a tiempo la casilla, en la sección 36, en la Supermanzana 75, en Cancún.
La segunda denuncia en este polo turístico fue iniciada por un señalamiento contra un establecimiento comercial que supuestamente estaba comprando votos.
En Playa del Carmen, el Ministerio Público abrió un expediente por la queja de un ciudadano que argumentó que no le permitieron votar en una casilla y luego la mandaron a otra, sin poder sufragar, en el fraccionamiento Villas del Sol, en el municipio de Solidaridad.
Tres personas fueron detenidas en el municipio de Tulum por haber ofrecido dinero para que votaran a favor de un partido político, en un plantel educativo donde se instaló una casilla en la comunidad de Chan Chén.
El Ministerio Público tiene a su disposición a los tres detenidos y su situación jurídica será resuelta en un término de 48 horas.
En tanto, en Cancún las corporaciones policíacas reportaron un saldo blanco, después de algunos alborotos y jaloneos, principalmente en las casillas especiales y en el horario de cierre de las casillas.
Los elementos de las distintas corporaciones reforzaron sus recorridos de vigilancia en el horario de cierre de las casillas, a las 18 horas, cuando se registraron reclamos de algunas personas que no alcanzaron a encontrar abiertos los lugares donde debían emitir su voto.
Uno de éstos incidentes ocurrió en la escuela primaria Pablo Latapí, en la Región 259, en la sección 578, donde las personas que encontraron cerrado el acceso, derribaron parte de la reja y entraron a uno de los salones, exigiendo su derecho a ejercer su voto.
En este caso, elementos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito intervinieron para controlar la situación.
Uno de los momentos críticos se registró en la casilla especial que fue instalada en el Palacio Municipal, donde las 750 boletas asignadas se agotaron a las 16 horas y más de mil personas se quedaron sin la oportunidad de ejercer su voto, en medio de gritos y protestas.