CANCÚN, QRoo, 19 de enero de 2020.- Tenía que pagar dos mil pesos para que lo dejarán salir a pesar de las condiciones de salud en que se encontraba al interior de la clínica Karla de Cancún, por lo que se le privó de la libertad.

A la clínica que se ubica en la supermanzana 63, en la calle 10, llegaron policías y paramédicos de la Cruz Roja, quienes luego de lidiar más de dos horas para que la administración de ese lugar dejará en libertad a la víctima, por las condiciones de salud en que se encontraba, éste fue trasladado al Hospital General de Cancún.

Policías tuvieron que entrar y dialogar con los encargados de la clínica, quienes de plano tenían privado de la libertad al masculino, que llegó a ese lugar a pedir el auxilio, y que antes fue golpeado y lesionado con un arma blanca, luego de que sujetos lo atacaron por no querer invitar las cervezas.